La Mentira

Hace unos días fui a tomarme unos rayos x para checar un hueso de la rodilla que me rompí hace unos años y que fue reparado con cirugía. Debido a dicho suceso, tengo que ir todos los años ha hacer este tipo de estudios para ver que todo este en orden y que el hueso se este regenerando de la manera adecuada, algo que gracias a Dios esta sucediendo de maravilla. A mi regreso, mientras conducía en el tráfico recibí una llamada de un amigo diciéndome que había de nuevo encontrado a su esposa mintiendo.

Esto es algo que le esta sucediendo con mucha frecuencia, y que le ha sucedido por algunos años. Estas mentiras no son del tipo que alarman cuando se escucha de cuando se escucha que alguien miente en una pareja sino que son mentiras que se pueden considerar pequeñas en comparación con las que podrían ser además que no son mentiras de consecuencias mayores, ni medianas al menos en teoría, al menos para una persona que ve de lejos la situación. Sin embargo, cuando uno toma otro curso en la observación y se convierte una más cercana, uno podrá ver el verdadero significado decrepito que tiene una mentira.

La mentira es algo penado por la mayoría de las leyes mayores que rigen a la humanidad tanto jurídicas, judiciales y sobre todo religiosas. Aunque he escuchado a muchas personas decir que cierto tipo de mentiras no son malas y en algunos casos son necesarias. He escuchado también a quienes dicen que la mentira es un concepto que se encuentra sobreevaluado por completo y que no tiene la gravedad que se le adjudica, algo que por supuesto es algo preocupante puesto que habla de la delgada moral consiente de nuestra era.

Si bien hemos mencionado que la mentira es una acción penalizada en todos los grados de la existencia legal desde las leyes humanas hasta las leyes religiosas hemos de saber que la mentira es también un mal y una ofensa en contra de las leyes naturales del mundo y del universo puesto a que la mentira es crear algo de la nada que no existe y las leyes naturales existen solamente para aquello que es y condenan a lo que no es tal y como lo es en el caso de la mentira, un testimonio que no es.

La mentira y los falsos testimonios son tan graves no por su aspecto creativo ni imaginario sino mas por que son un síntoma de cosas mucho mas graves. Uno de ellos es que aquellos quienes gustan de mentir son personas que son esclavas del placer lo que significa que siempre pondrán el placer personal sobre todas las cosas que les rodean, lo que en si significa que son personas a quienes no se les puede confiar nada en lo absoluto. Esta es solo una de muchas.

Aquel que miente eventualmente termina ahogándose en si mismo.

Read more