El terrorismo persigue a Estados Unidos

El terrorismo está presente en muchos países del mundo, sobre todo en los de medio oriente, donde podría decirse que es algo normal, pues ahí se creó, pero sorprende que después de lo ocurrido el 11 de septiembre, siga habiendo actos terroristas en un país que se dice es el más poderoso del mundo, Estados Unidos. Hace unos días ocurrió que un hombre de Bangladesh se hizo detonar unas bombas caseras en una estación de autobuses en el país de las barras y las estrellas, gracias a su inexperiencia y baja calidad del armamento, detonó antes de tiempo el artefacto, provocando que sufriera quemaduras en su cuerpo y que son hubiera ningún muerto, sólo tres personas heridas levemente.

Creo que el actual gobierno de nuestro país vecino se está enfocando más en que los bad hombres de México no se crucen ilegalmente o los que van a visitar aquel lugar no sean unos criminales, incluso siguen pensando en edificar un muro que impida el paso de indocumentados. Uno de mis amigos me comentó que por su trabajo tuvo que mudarse a California, por lo que buscó ‘San Diego Real Estate’ en internet para encontrar una agencia inmobiliaria que lo ayudara a mudarse, cuando por fin la consiguió y viajó a aquel país, me cuenta que pese a contar con su Visa vigente, sufrió de muchas trabas por parte del gobierno, que incluso lo trató como si fuera un contrabandista o algún criminal mexicano. Su empresa tuvo que intervenir para que lo dejaran en paz, informándoles que eran un empleado de una compañía trasnacional.

Este empecinamiento de querer ver a México como una amenaza siento que ha provocado que el presidente Donald Trump deje pasar desapercibidas a personas que ya tienen tiempo en su país y que quizá sean ellos la mente maestra de futuros ataques terroristas. Incluso me atrevería a decir que el desmesurado desenvolvimiento militar de nuestros vecinos ha provocado que muchos habitantes de países como Afganistán, Siria, Iraq, entre otros, se llenen de odio pese a vivir en Estados Unidos, lo que provoca que quieran hacer daño al país que si bien les abrió las puertas, ahora ataca a su gente. No digo que esté bien la sed de venganza, lo que propondría es que Estados Unidos deje de invadir y querer demostrar su poderío y dejar que la Organización de las Naciones Unidas sea la que se encargue de resolver los problemas y llame a EU sólo cuando sea necesario. Por otro lado, Estados Unidos debería poner atención en habitantes de su país que llegaron de países del Medio Oriente hace ya algunos años, cuidando de que no se convierta en una cacería racista, pues existen personas de aquella parte del mundo que aportan en el ámbito científico, estudiantil y otras áreas laborales que generan ingresos para el país.

Estados Unidos debe dejar de ver a México como el enemigo, quizá mantener la política de erradicar el narcotráfico, pero cuidando de no distraerse ante otros enemigos potenciales. Ahora tiene en la mira a Corea del Norte y podría verse vulnerable al no prestar atención hacia otros temas.

Leave a Reply